cialis enh pas cher levitra zonder recept viagra professionnel

Benítez Rufo: cuando digo futuro

image

No te engañes: los ojos brillan de orgullo, no de tristeza. Las barbillas no tiemblan por nostalgia, ni hay dientes apretados por lo que fue y no es.

Con la pena que da volver a ver y a oír al Manuel Benítez Rufo que ya no tenemos, estamos dando un patadón hacia el futuro. El maestro puede equivocarse, pero nunca traiciona. Su alegato del optimismo, de la solidaridad y la austeridad debería estar en las aulas, donde hoy prefieren inculcar el emprendimiento.

El brillo, el temblor y las apreturas son el compromiso. El maestro no se considera maestro, pero su alumnado tiene claras sus enseñanzas. La honestidad no será una moda pasajera, es nuestro derecho a organizar un bienestar distinto y compartirlo.