http://libertymoving.com/wp-co...rvattavuus http://libertymoving.com/wp-co...-wo-kaufen viagra acquisto on line

La vorágine

image

Lo corriente es tomar una decisión instintiva y luego construir una infraestructura racional para justificarla. Y llamamos sentido común al resultado. Lo razonable sería hacer al revés: pensar lógicamente y después actuar en consonancia con las conclusiones del pensamiento lógico.

Leer más

In your eyes

El sentido de un final, Julian Barnes.

Cuando la gente dice: “Es una mujer atractiva”, normalmente quieren decir: “Era una mujer atractiva”. Pero cuando yo lo digo de Margaret lo digo en serio. Ella cree -sabe- que ha cambiado, y así es; aunque para mí menos que para todos los demás. Pero yo lo expresaría así: ella sólo ve lo que ha desaparecido, yo sólo veo lo que permanece. El pelo ya no le llega hasta la mitad de la espalda ni lo lleva recogido en un moño vertical; hoy lo lleva a ras del cráneo y le asoman las canas. Ha reemplazado por rebecas y pantalones de buen corte los vestidos rústicos que solía ponerse. Algunas de las pecas que amé en otros tiempos están ahora más cerca de ser manchas biliares. Pero lo que seguimos mirando son los ojos, ¿no? Es en ellos donde buscamos a la otra persona, y todavía los encontramos. Los mismos ojos que estaban en la misma cara cuando nos conocimos, nos acostamos, nos casamos, fuimos de luna de miel, firmamos una hipoteca, hacíamos las compras, cocinábamos e íbamos de vacaciones, nos amábamos y engendramos una hija. Leer más

Everyday is like sunday

Una amiga nuestra (…) tenía un hijo en una banda de punk rock. Le pregunté si había oído algunas de sus canciones. Ella mencionó una titulada Todos los días son domingo. Recuerdo que me reí aliviado de que el mismo viejo aburrimiento adolescente se transmita de una generación a otra. Y también de que utilicen las mismas ironías para huir del tedio. “Todos los días son domingo”: estas palabras me remontaron a mis años de estancamiento, y a aquella terrible espera de que la vida empezara. Pregunté a mi amiga qué otras canciones tenía el grupo. “No -dijo ella-, esa es su canción, la única que tienen.” “¿Cómo sigue entonces?”, pregunté. “¿Qué quieres decir” “Pues ¿cuál es la frase siguiente?” “No lo entiendes, ¿eh? -dijo ella-. Ésa es la canción. Repiten la frase, una y otra vez, hasta que a la canción le da por acabarse.” Recuerdo que sonreí. “Todos los días son domingo”; no estaría mal como epitafio, ¿verdad? Leer más