Nadadora

image

Un niño, supongo, no se enamora, sino que más bien siente algo parecido a la fascinación. Tres veranos yendo a natación, con la misma monitora, debe sentirse como ese chico que llega recién peinado y pasa por delante de ella, que tiene azul el corazón de nadadora.

Leí hace poco que un pequeño de seis años tiene una elegancia natural, la creatividad, que se va perdiendo poco a poco hasta seguir la evolución inversa de la crisálida: no sale una mariposa sino una oruga. Un niño es como Keats cuando dijo “Siento crecer las flores sobre mí”, un adolescente es como Tulsa cantando “En tu corazón sólo hay sitio en los suburbios”, o algo así. Sigue leyendo

Nadadora

imageEl mar es inmenso / así que todo está en calma.

Hay quienes fueron buenos nadadores y aprovecharon la ola, pero la mayoría viven sometidos en la calma de la inmensidad. Las dos personajes principales de ‘La Princesa del Pacífico’ son de nuestro pueblo, no pueden pagar la luz y el agua y están acosadas por las deudas. Que el director de esta obra teatral satírica haya pensado en Dos Hermanas tendrá su aquel, como supongo lo tuvo Tirso de Molina.  Sigue leyendo

Nadadora

image

Temporada de piscina, de niños aprendiendo a nadar cuando cae la tarde. Aprovechar que los miércoles sales más temprano y disfrutar del aire tibio y la luz y el olor que te retrotrae a tu infancia en este mismo lugar. El mundo ha girado mucho, pero hay espacios que atraviesan el tiempo, inalterables. Y también, inevitables, a paso de ratón se cuelan canciones de temporada, el nadador sin alma de Radio Futura, la preciosa nadadora de corazón azul de Family.

Sigue leyendo