La meritocracia

“Narrar es seleccionar y es también proponer visiones del mundo. Ninguna es neutral y ninguna se limita a reflejar la realidad”.

“No es que esté en contra de las becas, ahora son necesarias, pero sí estoy en desacuerdo con la ideología que hay detrás. La desigualdad se corrige creando sociedades más igualitarias en los hechos, y no alimentando la ficción de la igualdad en las supuestas oportunidades”.

“Hay una frase que a mí me gusta mucho del libro, que es que el esfuerzo vale la pena para intentar hacer las cosas bien, pero no hacerlas mejor que otra persona. Es en eso en lo que se basa nuestro sistema, y lo que yo creo que hay que destruir”.

Belén Gopegui, en eldiario.es, con motivo de la publicación de Quédate este día y esta noche conmigo.

Lugares posibles

image

Viernes a mediodía, escribo en mi cuaderno:

Cada mañana, en el recorrido a la escuela, las enseñanzas, el diálogo. Hoy tocaba hablar de la contaminación, mientras en la radio las medidas de Carmena en Madrid, recordando aquella imagen (no la he encontrado en google) de una calle con un autobús lleno y la misma calle con sesenta coches. Mi pequeño estudiante no sabe, no conoce, le enseño una fotografía de la ciudad con boina de CO2. Welcome to Mordor.
Sigue leyendo

Lo que nos queda

image

Las palabras duermen hasta que alguien las despierta, les da sentido, las necesita. La existencia de una región en El Salvador llamada Bajo Lempa se la debo al amigo Lothar, que me habla de vez en cuando de lo que allí ocurre. A través de su blog, escrito en alemán, y de sus entradas en las redes sociales, traduce del castellano noticias para tener al tanto a gente de su país.
Sigue leyendo

El comité de la noche

image

-Su violencia es tan constante que parece natural. Y además usan su propia clandestinidad, su dinero negro, sus reuniones opacas. Otras veces se limitan a llamarlo financiación, programa de socios, etcétera. Lanzan globos sonda y cortinas de humo, eligen chivos expiatorios, utilizan los distintos servicios de inteligencia de que disponen, algunos oficiales y otros no tanto.

-Nuestra lucha debe ser transparente.

-La suya no lo es, muchas veces ni siquiera necesitan planear el ocultamiento, promulgan leyes a su medida, llaman conspirar a lo que nosotros llamamos reunirse, y viceversa. Ellos construyeron la corriente para que fuera a su favor. A quienes nos dirigimos a otro lugar, nos toca remontarla.

-Aun así, si tenemos que usar sus métodos, ¿vale la pena?

-No son sus métodos: cuando la guerrilla tiende una trampa al ejército no está usando los métodos del ejército sino los de la guerrilla. Se trata de evitar que nos sorprendan, convertir la debilidad en fuerza: nunca, nunca, dañar lo que estamos defendiendo.

El comité de la noche, Belén Gopegui (Ed. Random House, 2014).

Erizos

image

Cuentan, es sabido, que en los días gélidos los erizos sienten la necesidad de juntarse para darse calor y no morir. Cuando se aproximan mucho, las púas de los otros erizos les causan dolor. Sin embargo, alejarse comporta un frío insoportable.

A diferencia de los erizos, nos acercamos no sólo a otros erizos sino a la causa de estos días helados. El peligro y la moderación nos mantienen a una distancia adecuada para subsistir. Pero, a veces, nos seguimos acercando.