http://libertymoving.com/wp-co...-gebruiken http://libertymoving.com/wp-co...uadalajara http://libertymoving.com/wp-co...st%C3%A4ll

El tiempo pasa deprisa

Lunes 16 de septiembre. No te creas todo lo que te cuentan.

El tiempo pasa deprisa. Hace dos semanas le envié un informe sobre la Residencia de Montequinto a Antonio Maíllo para seguir girando la rueda y, revisando la documentación, comprobé que han pasado cinco años desde los primeros movimientos de la Consejería de Salud y Bienestar (de hecho, por aquel entonces esa consejería se llamaba de otra manera).

El tiempo pasa deprisa. El zamarreón que supuso la Marcha por la Dignidad del SAT en Dos Hermanas fue hace ya un año.  Por esos primeros días de septiembre, un cavernícola local se convirtió en promotor desinteresado de Cantelyngrado “el concepto”.

La secuencia fue más o menos así: escribo en twitter que Cañamero y Gordillo harán noche en Dos Hermanas, recibo un mensaje en plan “que se paguen un hotel como todo el mundo” y, a partir de eso, lluvia de réplicas de gente de Cantely, hasta que el incendiario en cuestión se preguntó algo así como “¿qué pasa, todos los rojos sois del mismo barrio, eso qué es, Cantelyngrado?”. Y ya tal, como diría aquel.

El sábado pasado anduve recordando el tema, y el aludido no tardó en responder

Mi madre murió el 30 de marzo, así que le di las gracias por el pésame.

El tiempo pasa deprisa, sobre todo para mi padre. Y para mi amigo José Manuel, ahora alias Shadon Cherokee, pero el picoleto cuando lo vi por última vez, hace veinte años, haciendo la mili en San Fernando. Ya es casualidad que acabase viviendo en La Moneda. (No se fue a la guardia civil). Y para esas personas que a diario me presentan, con el desahucio a la vuelta de la esquina, nunca como ahora había conocido a tanta gente con tantos problemas tan cercanos. Y para los Cano Marrufo, que siguen resistiendo las dentelladas de la caverna, desde que fueron despojados de sus invernaderos hasta el último capítulo, la salida de Megapark.

El tiempo pasa deprisa. Solamente aquel que construye el futuro tiene derecho a juzgar el pasado, que diría Nietszche. Seguimos gritando que no habrá paz para los malvados, pero, por ahora, lo que no hay es paz para los parias de la tierra.