Llámalo soñar

Sam Beam debe ser como ese chico que tocaba la guitarra en las noches de acampada (me refiero al que caía bien, no al pesado de la tienda de al lado). El mismo que hoy pone en los muros de Facebook frases de origen indígena, como “La Tierra no es una herencia de nuestros padres, sino un préstamo de nuestros hijos”.

En estas nuevas canciones con Iron & Wine, Sam ya no canta como si tuviera los pulmones encharcados, su voz es limpia, bonita y honesta, de buena gente que hace vídeos con aires hippies.

Call it dreaming es una banda sonora apropiada para leer un libro en el tresillo, ir en el transporte público con la mirada perdida por la ventanilla o, simplemente, no hacer nada. Y sentirte bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *