Esto no es una despedida

Tras ocho años, dos meses y dos días desde que entré en el Ayuntamiento de Dos Hermanas como concejal, el próximo lunes 12 empezaré una nueva etapa. Ayer se publicó mi nombramiento como Director de Vivienda y Rehabilitación en AVRA (antes conocida como EPSA), una agencia pública de la Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía.

Esta nueva labor supondrá que, a partir del lunes próximo, tendré que dedicar todo mi trabajo y todo mi esfuerzo a la gestión de las más de 80.000 viviendas públicas que la Junta de Andalucía tiene repartidas por medio millar de municipios del territorio andaluz, y a las 350.000 personas que viven en esas viviendas públicas.

El reto, como comprenderás, es enorme y muy ambicioso: dar acceso a techo digno al sector de la población con mayores necesidades y, al mismo tiempo mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y ciudadanas que ya habitan en el parque público residencial de la Junta de Andalucía. Y hacerlo desde la Consejería de Fomento y Vivienda, que está demostrando que sí se pueden hacer las cosas de otra manera.

Esa dedicación exclusiva me impedirá continuar como concejal en el Grupo Municipal de Izquierda Unida y, por el mismo motivo, tampoco optaré ante mi asamblea local para repetir como cabecera de lista en las elecciones locales del próximo año. Lo haré, más que nada, por cuestiones éticas: hay una norma no escrita en Izquierda Unida, desde que formamos parte del gobierno andaluz, según la cual un cargo público de la Junta no puede ocupar otro puesto institucional (ni, por añadidura, cobrar otro sueldo), aunque sea compatible (como es el caso).

Este “cambio de registro” en mi vida significa, lógicamente, un cambio en la configuración del grupo municipal actual. Mi puesto como portavoz del grupo lo asumirá Lola Palacios y, cuando mi renuncia sea efectiva, en el próximo pleno, entrará a formar parte del grupo la siguiente compañera de la candidatura, Celine Benítez, hija del que fuera alcalde de Dos Hermanas, Manuel Benítez Rufo.

Esto no es una despedida. No caben discursos sentimentales sobre estos ocho maravillosos y durísimos años pasados, ni agradecimientos al cerrar la puerta: hay mucho y duro por hacer y mucho que seguir agradeciendo y la puerta de par en par. Continuaré siendo coordinado local de Izquierda Unida y, por supuesto, continuaré participando en la vida política y social de esta ciudad. En AVRA estaré como en el ayuntamiento y como antes de ser concejal: defendiendo a la clase trabajadora, trabajando con conciencia de clase.

Por supuesto, este blog seguirá funcionando, pero ya no lo dedicaré sólo a hablar de las cosas de nuestra ciudad. Por lo demás, seguiremos viéndonos en la calle y en las redes sociales, y seguiremos peleando, cada cual desde su lugar, todo lo que el cuerpo nos aguante.

4 pensamientos en “Esto no es una despedida

  1. Me alegro que puedas seguir ayudando a los ciudadanos. Gracias por estos años de dedicación a los demás, debería ser mejor valorado por todos. Suerte en el nuevo puesto!

  2. Me encanta que tengas una nueva oportunidad,estoy segura de que seguirás haciendo tu trabajo con el mismo empeño que lo has hecho aquí en Dos Hermanas,sabes que nosotros tenemos que agradecerte tu ayuda y consejo en un tema que era difícil de resolver cuando nos surgió la dación en pago.,pero nos apoyaste y lo conseguimos.Por eso mismo espero que ahora en esta nueva etapa de tu vida,sigas siendo la persona accesible que siempre me has demostrado ser y que cuando alguien te necesite estés ahí.De verdad mi mas sinceras felicitaciones .Un saludo .

  3. Mucha suerte en tu nueva andadura Manolo. Sacrificio, ganas y buen criterio no te faltarán, seguro.
    Un abrazo compañero

  4. enhorabuena Manolo, que tengas mucha suerte en esta nueva andadura y sobre todo no te olvides de tener mucha mano izquierda… un saludo desde tu segundo pueblo…
    Paco Reina
    Coordinador local de IULVCA
    La Luisiana y El Campillo.