Finanzauto – Utrera – Sevilla – Camas – Lebrija – Las Cabezas

Miércoles a las 8,30 h., los trabajadores y trabajadoras de Finanzauto vuelven a echarse a las puertas de su centro de trabajo. La compañía solidaria de quienes sufren otros conflictos, la vecindad de Extruperfil, representantes sindicales de la Unión Local de CCOO, Paqui López y Fran García de IU Dos Hermanas, el amigo Pepe Oliver que cada día se para allí un rato.

En Utrera a las 11,00 h. Rueda de prensa con Sebastián Martín Recio (Marea Blanca), Manolo Begines (nuestro diputado comarcal y concejal en Los Palacios) y el coordinador local de nuestra asamblea local, Eduardo Bazo. Representantes de “Tú nos importa” y “Utrera Sostenible” (muchas gracias). Anunciamos la presentación de una moción solicitando la reapertura del antiguo hospital militar y su puesta en valor para mejorar la sanidad pública andaluza.

Un rato más tarde, a eso de las 12,00 h., en el cementerio municipal de Utrera con compañeros de IU, de la Asociación de Familiares Memoria Histórica (AMEHIS) y del Foro Construyendo ReDpública. Comprobamos sobre el terreno el avanzado estado de las obras de nuevos nichos en el denominado Patio de San Francisco del Cementerio Municipal de Utrera. Según el Mapa de Fosas de Andalucía, en ese patio pudiera acoger la tercera fosa común donde yacen restos de represaliados demócratas republicanos a manos de golpistas franquistas. Por tanto, el lugar donde se está procediendo a la construcción de los nichos podría vulnerar la Ley de Memoria Histórica y Democrática.

A las 17,00 h., en nuestra sede provincial, reunión con nuestra parlamentaria Eva García Sempere y representantes de nuestras asambleas de Los Palacios, Puebla del Río e Isla Mayor, además de Francisco Javier Camacho y María Izquierdo (responsables institucionales andaluz y de IU Sevilla). Sobre la mesa, “defender la realización de un estudio científico para que esta especie deje de ser considerada una especie invasora y por otra parte del apoyo a este sector que mantiene a muchas familias en estos pueblos, para que en todo caso esta actividad se desarrolle de una manera sostenible y respetuosa con el medio ambiente” (F. J. Camacho dixit).

A las 20,00 h., en Camas, conmemorando el 81º Aniversario de la llegada de la Columna Minera de Riotinto. Mucha gente (más que en años anteriores, como sucedió el día 18 en Dos Hermanas), música, poesía y homenaje a quienes dieron sus vidas por defender la legalidad republicana y, como digo siempre, siempre, poniendo lo mejor de nuestra Historia con la perspectiva puesta hacia el futuro.

Jueves, 10,00 h. Volvemos a presentar en rueda de prensa la moción propuesta por Marea Blanca, esta vez en Lebrija con la compañera concejala Mariví Sánchez. Un rato más tarde, a las 11,30 h., hacemos lo propio en Las Cabezas, ante las cámaras de TeleCable, de nuevo bien acompañado: además de Manolo Begines, el compañero Ginés (de CCOO) y la portavoz municipal de IU, Viviana Atencio.

Mucho ajetreo. Más de 250 kilómetros, casi cinco horas de carretera, muchas personas, conversaciones, afectos, salidas al amanecer y llegadas a medianoche. Pero merece la pena: se trata de luchar para que no nos jodan la vida. Gracias por compartir el camino.

#18jYoCondeno

Días de Memoria, de recuperar para la conciencia, de pedagogía para cambiar el porvenir. En las puertas del Arzobispado de Sevilla, desde El Arenal hasta el cementerio de Dos Hermanas, con la Columna Minera de Riotinto hasta Camas.

Cada vez que nos encaminamos hacia nuestro pasado para proyectarlo hacia el futuro, las luchas por la emancipación se incorporan a las nuestras, nos miramos en quienes dieron la vida para librar al mundo de los que lo construyeron en la injusticia, la mentira y el olvido.

Lo que incita a hombre y mujeres a la rebelión no es el sueño de la liberación de sus nietos sino el recuerdo de sus antepasados oprimidos. Estamos aquí para agitar en nombre de los que ya no pueden hacerlo: los muertos (Terry Eagleton, Esperanza sin optimismo).

Paros parciales en AENA

Si la crisis era una estafa, como se decía en el 15M, la supuesta salida de la crisis es dos tazas. Si la crisis la pagaron los trabajadores y trabajadoras con despidos, desahucios, recortes en servicios públicos, subidas de la luz, etc., parece que los índices macroeconómicos positivos vuelven a recaer sobre las mismas espaldas, mientras la corrupción se va de rositas.

Y no estoy hablando sólo de los Florentino Pérez, ni del benefactor Amancio Ortega, sino de gestores de recursos del Estado. Hoy he asistido al paro parcial en el aeropuerto de Sevilla, convocado por el Comité de Centro (con representación de CCOO, UGT y USO). Aena no está precisamente en crisis: bate récords mensuales de pasajeros/as, sus cuentas arrojan superávits de muchos millones y sus acciones acumula subidas y ganancias en el IBEX 35.

Por cierto, un paro parcial concedido sin la más mínima vergüenza: con unos servicios mínimos brutales (incluso trabajando más personas que las habituales) y con la concentración escondida en un lugar donde nadie pueda ver el conflicto.

Sin embargo, la plantilla no sólo pierde derechos, sino, ni siquiera, mantiene sus puestos de trabajo. Cada vez que se sientan a negociar con la empresa, ésta impone nuevos incumplimientos de acuerdos ya asumidos hace un año. Una actitud vergonzosa para un aeropuerto internacional como el de Sevilla, cuyos dirigentes empresariales tiene la misma manga ancha para vender sus logros como para exprimir a su personal.

Vaya, nada nuevo bajo el sol. Todo mi apoyo, hoy y cuando haga falta.

Paisaje después del incendio

Alguien dijo: “Nos acordamos de felicitar a los trabajadores y trabajadoras del INFOCA sólo cuando extinguen un incendio. Después los olvidamos: cuando recortan sus medios y sus derechos”. Alguien dijo también: “Nos acordamos de Doñana sólo cuando arde”.

Este martes hemos hablado de eso y de mucho más en Mazagón. Por el camino vimos una pequeña zona quemada de matorrales, con los pinos intactos (cosas del viento, me dijeron). La intervención de la compañera Carmen Centeno, al comienzo, fue la más hiriente de todas, porque lo emocional tiene mucho que ver con la rebeldía (y viceversa), porque ella es de allí y está saturada de imágenes de llamas y desolación.

En el encuentro hablamos de decenas de cosas: de la gestión autoritaria y partidista del Espacio Natural de Doñana, de la necesidad de profesionalizar su gestión, del modelo forestal implantado (monocultivo de pinos sobre el anterior monocultivo de eucaliptos), puesto en cuestión a lo largo de los años por diferentes informes técnicos, trabajos científicos y tesis doctorales sobre la ecología del espacio forestal, informes sistemáticamente ignorados.

Algunas ideas más:

Doñana ha sufrido los recortes presupuestarios, la gestión de la biomasa está en manos de empresas madereras y no de la Administración.

El Plan Forestal Andaluz no se está cumpliendo y si se aplicara generaría miles de empleos en tareas de mantenimiento de nuestro medio rural.

El fuego se extiende y es complicado pararlo cuando se dan las condiciones adversas de viento, altas temperaturas y sequedad de la masa forestal, pero también es verdad que, en un monte bien ordenado y gestionado, el fuego tiene más dificultades para extenderse que en un monte mal ordenado y mal mantenido.

En cuanto al voluntariado, un tema que mucha gente con conciencia está dispuesta a poner en práctica en Doñana, las personas que saben de esto afirman que debe servir para concienciar a la población y parece acertado canalizar ese clamor popular de gente que quiere colaborar en restaurar la zona calcinada. Pero su finalidad, sobre todo, debe ser la creación de conciencia, no aportar el trabajo que debe ser realizado por personal cualificado. Restaurar Doñana, si se quiere hacer en condiciones, cumpliendo el Plan Forestal aprobado en 1989 y guardado en un cajón.

La bisutería de la joya de la corona

Hace unos días conocí un caso de una vecina de Dos Hermanas que se lamentaba de ver a un familiar morirse en un pasillo de las urgencias del hospital.

El antiguo hospital militar es un edificio fantasma a la espera de ser reconvertido para la sanidad pública andaluza.

En Coria del Río hay un centro de salud que lleva casi una década comido por los matorrales.

Los centros de atención infantil temprana de titularidad municipal (más de cincuenta) están amenazados de privatización.

Otro verano más, las vacaciones del personal se está cubriendo con recortes en los servicios.

Las inauguraciones de laboratorios están sirviendo para que las multinacionales farmacéuticas se enriquezcan a base de contratos con sobrecoste para colocar sus productos en las recetas y los tratamientos a personas enfermas.

Muchos pueblos se quedan sin atención durante los meses de verano.

El modelo de gestión impuesto en el Servicio Andaluz de Salud está favoreciendo la competencia entre profesionales, primando la obtención de beneficios, las altas de pacientes antes de lo necesario para dejar libres sus camas.

El gasto sanitario por habitante en Andalucía, de unos mil euros, está cada vez más distante de los más de 1.500 que dedica el gobierno vasco.

La derivación hacia lo privado es cada vez mayor, cuando está demostrado que concertar con lo privado sale más caro que mantener lo público.

De esto y de muchas barbaridades más estamos tratando en las asambleas de Marea Blanca en Sevilla. Tenemos que organizarnos para que la clase trabajadora, la que no se puede pagar un seguro privado, exija sus derechos a la salud y al bienestar.

La crisis ha convertido la joya de la corona de Susana Díaz en bisutería. El gobierno de Rajoy es la excusa perfecta para convertir el Servicio Andaluz de Salud en un supermercado repleto de marcas blancas. Pasemos de la queja a la acción.