Adiós, Rey

Se nos ha ido Francisco Rey. Fue él quien me dio la ficha de afiliación al PCE e Izquierda Unida, allá por 1998. Por aquel entonces, los mayores echaban las mañana jugando al dominó en la sede. Siempre hemos bromeado con que él es el único Rey que reconocemos en nuestro partido.

Se nos ha ido, aunque basta entrar en la sede, subir a la habitación donde guardaba sus contabilidades, sus recibos, sus sellitos para quienes pagaban la cuota… para saber que hay quienes nunca se van.

Se nos ha ido precisamente hoy, cuando celebramos el centenario de la Revolución soviética en Sevilla. Sin duda, un buen homenaje para alguien que ha entregado buena parte de su vida a la causa. Que la tierra te sea leve, camarada.

(En la fotografía de arriba, a la izquierda. A mi lado también está José Aragüez).

En La Algaba: Homenaje a la militancia

Con Antonio Maíllo en la inauguración de la sede de Izquierda Unida en La Algaba. En mi intervención, que transcribo aquí, he hecho un alegato a la militancia. Este:

Ya conocemos el texto de Pepe Mújica sobre la militancia. Lo podéis leer en la web de Izquierda Unida:

“¿Qué sería de este mundo sin militantes?, ¿Cómo sería la condición humana si no hubiera militantes? No porque los militantes sean perfectos, porque tengan siempre la razón, porque sean superhombres y no se equivoquen… No, no es eso.

Es que los militantes no vienen a buscar la suya, vienen a dejar el alma por un puñado de sueños. Porque, al fin y al cabo, el progreso de la condición humana requiere, inapelablemente, que exista gente que se sienta en el fondo feliz en gastar su vida al servicio del progreso humano. Porque ser militante no es cargar con una cruz de sacrificio, es vivir la gloria interior de luchar por la libertad en el sentido trascendente.”

Lo que estamos haciendo hoy aquí es, en buena parte, un homenaje a la militancia. Con un añadido a las frases de Mújica, que se refiere a “los militantes”, así en masculino: en la sociedad en que vivimos, todavía es mucho más duro ser una mujer militante. Las mujeres que estáis aquí lo sabéis bien.

En Izquierda Unida hay un debate sobre el concepto de militante, relacionado con el de afiliado/a. Una persona afiliada es la que paga la cuota por pertenecer a la Organización; siendo esto importante, lo más importante es que esa persona sea activista social, que esté en la calle, que trabaje codo con codo con quienes sufren las consecuencias de este capitalismo salvaje.

Izquierda Unida lleva en su ADN el concepto de militante. Muchos compañeros y compañeras que han ido en nuestras candidaturas no son personas afiliadas a Izquierda Unida. Tenemos un buen número de concejales y concejalas, incluso alcaldes y alcaldesas, que no tienen la afiliación a Izquierda Unida, pero sí son, como decía Múgica, “gente que se sienta en el fondo feliz en gastar su vida al servicio del progreso humano”.

Ser militante en Izquierda Unida es doblemente complicado y tiene doble mérito. No es como esos partidos a los que mucha gente se afilia para hacer carrera, tener privilegios y acabar al otro lado de una puerta giratoria. La inmensísima mayoría de las personas que están en el activismo social, parando desahucios, en los piquetes de las huelgas o en las mareas blancas, verdes… tienen que buscarse la vida para comer, tienen una familia, llegan (llegáis) tarde a casa.

Permitidme la broma: si se hiciera un estudio de la militancia de Izquierda Unida, seguro que el porcentaje de personas divorciadas sería mucho mayor que la media. Porque es muy difícil conciliar la vida familiar cuando se está luchando por cambiar la sociedad. Porque la inmensísima mayoría de los concejales y concejalas de Izquierda Unida que se dejan el pellejo en los pueblos no reciben un céntimo a cambio, y eso también lo sabéis quienes estáis aquí.

He sido concejal en Dos Hermanas, sé muy bien lo que digo. Durante ocho años he tenido que compaginar mi trabajo, desde por la mañana hasta las 8 de la tarde, con el de concejal de la oposición. Sin cobrar un céntimo. Mis compañeras y compañeros de trabajo me decían: o ganas dinero por algún sitio y nos estás mintiendo, o eres tonto. Me levantaba por la mañana con la familia durmiendo y cuando llegaba a casa ya se habían acostado. Igual que ahora, que prácticamente sólo veo a mi hijo los fines de semana, y eso teniendo en cuenta que muchos fines de semana también los tengo ocupados. Y aún así, no me puedo quejar, porque tengo la fortuna de, ahora sí, recibir un sueldo por mi dedicación a esta organización.

La fortuna de haber conocido a la militancia de nuestros pueblos. Antonio Maíllo siempre dice que en la provincia de Sevilla tenemos excelentes militantes. A mí me sorprende que él conozca tan bien a tanta gente de nuestras asambleas, lo que demuestra, entre otras cosas, que él también es militante y que, como yo, se siente afortunado por estar aquí hoy.

Soy consciente de las dificultades que viven nuestras asambleas locales. Del extraordinario esfuerzo que habéis hecho para inaugurar hoy esta sede. De lo que os ha costado y lo que os va a costar. En Dos Hermanas todavía conservamos un cartel del PCE de finales de los años 70 que decía “El único argumento que no tenemos es dinero”. En ese cartel aparecían obreros construyendo una sede, precisamente la sede del Partido en Dos Hermanas. Hoy aquí, a pesar de las carencias, sois las mujeres y los hombres que habéis heredado el esfuerzo de aquellos militantes.

Mi más sincera enhorabuena.

El fascismo sociológico

Han pasado 81 años. Quince personas, de entre ellas nueve mujeres aceituneras, fueron fusiladas el 24 de octubre de 1931 por los fascistas en San Juan de Aznalfarache. Cuarenta y dos años después de la muerte del dictador Franco, demasiados años para una democracia, el recuerdo de estas mujeres quedó plasmado ayer en la antigua calle Cardenal Segura.

Días antes de la inauguración oficial del Paseo de las Nueve Aceituneras, corrió por las redes sociales este mensaje:

Se iba a colgar la bandera republicana en el balcón del ayuntamiento y en el mástil de la rotonda de Bartus, pero el PP, a través de la Subdelegación del gobierno, ha mandado requerimiento judicial al ayuntamiento advirtiéndole de las consecuencias, ya que el escudo del ayuntamiento aparecía en los carteles del acto y no puede aparecer ninguna bandera que no sea la oficial en actos institucionales. El motivo de fondo de todo esto es el malestar de la parte mas fascista y reaccionaria de San Juan ante el cambio de la antigua calle del cardenal Segura, que es la que se le ha adjudicado a las 9 mujeres asesinadas…

Ayer estuve allí. Tuve la oportunidad de fotografiar la rotulación de la calle y los azulejos colocados en el monolito situado un poco más arriba, donde aparecía, junto a los nombres de las personas homenajeadas, el siguiente texto:

El pueblo de San Juan a la memoria de las quince víctimas de la represión fusiladas el día 24 de octubre de 1936, entre ellas nueve mujeres aceituneras. Por la Verdad, la Justicia y la Reparación. Queda inaugurada el 24 de octubre de 2017.

Eran las 6 de la tarde. Justo después de sonar el Himno de Riego, un coche BMW pasó a más de mil; su conductor gritó “¡Viva España!”. Unos minutos después, tomando un café con Manolo Velasco (casualmente en su día de cumpleaños, que casualmente coincide con el día en que nació Diamantino García: la casualidad, muchas veces, tiene ese añadido de honra y dignidad), alguien dijo en la barra del bar: “Lo que no me cabe en la cabeza es que quien ayer estuvo paseando con el obispo por la misma acera se cambie de chaqueta hoy para inaugurar un monumento a los otros”. Supongo que se referiría a la cortesanía socialista del pueblo, y que ese “ayer” tenía que ver con las banderolas religiosas que engalanaban toda la calle (allí mismo está la parroquia San Juan Bautista).

Esta mañana, a menos de doce horas de haber estado allí, los azulejos recién inaugurados ya no estaban. Alguien los había arrancado cuidadosamente, y había tenido el “detalle” de dejar las flores que se dejaron ayer.

Han pasado 81 años y un día. Quince personas, de entre ellas nueve mujeres aceituneras, fueron fusiladas el 24 de octubre de 1931 por los fascistas en San Juan de Aznalfarache. El fascismo que las asesinó sigue vivo, es visible en las palizas a manifestantes, en las exaltaciones patrióticas de los últimos tiempos, pero también en los supermercados, en las recogidas de firmas para eliminar el Impuesto de Sucesiones, en los periódicos, en los tuits y en los parlamentos. No lo olvidemos.

Exigiendo futuro, dignificando el pasado

Esta mañana la hemos tenido ajetreada contraprogramando a la Junta de Andalucía, que ha puesto toda su pompa y circunstancia vendiendo unos presupuestos para el año que viene que incumpliría sus propias leyes, dejando pendiente de transferir a los ayuntamientos andaluces 660 millones de euros.

En concreto, la Junta debe a los ayuntamientos de la provincia de Sevilla más de 107 millones de euros. Así lo hemos denunciado en rueda de prensa, donde un grupo de compañeras y compañeros de varios pueblos han puesto, negro sobre blanco (debería decir “tuit by tuit”) cuánto debe el gobierno andaluz a cada uno de sus pueblos:

Aquí puedes verlo someramente, en la cuenta de Twitter de IU Sevilla:

El Viso del Alcor https://goo.gl/UP2VDQ
Gilena https://goo.gl/pzaJCF
Pedrera https://goo.gl/QKCq7s
Castilleja de Guzmán https://goo.gl/KG6nk7
La Puebla de Cazalla https://goo.gl/tcp9Yo
Mairena del Aljarafe https://goo.gl/hFYNFQ
Brenes https://goo.gl/8FDJft
Peñaflor https://goo.gl/JUrxST
El Saucejo https://goo.gl/B8bhKN
Aznalcóllar https://goo.gl/52DtPh
Bollullos de la Mitación https://goo.gl/5J3w8Z
La Algaba https://goo.gl/21SdXg
Grupo de IU Diputación https://goo.gl/disVpE
Rueda de prensa IU Sevilla https://goo.gl/m9K28M

Por la tarde hemos asistido a la inauguración del Paseo de las Nueve Aceituneras en San Juan de Aznalfarache.

No hace falta renunciar al pasado al entrar en el porvenir. Al cambiar las cosas no es necesario perderlas. (John Cage)

En El Aguaucho

Nota del Ayuntamiento de Fuentes de Andalucía.

El delegado territorial de Medio Ambiente en Sevilla, José Losada, y el alcalde de Fuentes de Andalucía, Francisco Martínez, acompañados por Jesús Cerro, presidente de la Comisión de la Memoria Histórica Fontaniega, Manuel Lay, coordinador provincial de IU y de los familiares de las víctimas, han visitado hoy la excavación que se está llevando a cabo en ‘El Aguaucho’ para conocer el avance de los trabajos de exhumación.

En la visita programada para esta tarde siguiendo con el horario establecido, Elena Vera, como portavoz del equipo de arqueólogos, ha explicado a los presentes las labores llevadas a cabo hasta el momento. Además ha respondido a las dudas de los familiares y ha atendido a los medios de comunicación presentes en la visita, ya que hoy se ha desplazado a nuestra localidad un equipo de TVE para elaborar un reportaje que se emitirá próximamente en la cadena pública.