Sobre la comparecencia de la Consejera de Salud por el fatal accidente del Hospital de Valme

Esta tarde ha estado presente Marea Blanca Sevilla en el Parlamento de Andalucía, asistiendo a la comparecencia de la Consejera de Salud para informar sobre el terrible accidente sucedido el mes pasado en el Hospital de Valme, donde murió Rocío Cortés, una vecina de Dos Hermanas. Mi compañero José Antonio Mesa también ha asistido al pleno.

En su intervención, la consejera ha dicho que todas las inspecciones periódicas del ascensor están en regla, que es la primera interesada en que se resuelva la investigación y se depuren responsabilidades, aunque ha concluido, ya de antemano, que “la Junta no tiene ninguna responsabilidad”, que desde el momento del fatal suceso se han puesto a disposición de familiares y de la investigación judicial. En su opinión, la actuación del SAS se ha realizado colaborando con la Justicia, y se ha hecho con garantías, objetividad y transparencia. También ha anunciado que el SAS se ha personado en la causa abierta por el tribunal competente.

La compañera de Izquierda Unida, Inmaculada Nieto, ha recordado que los problemas de mantenimiento y recortes denunciados por los colectivos de trabajadores/as (Asociación de Profesionales de Mantenimiento del SAS -APROMANSAS- celadores del sindicato USO) y de usuarios/as, el descenso de personal de oficio de las instalaciones sanitarias (21%), la externalización de los servicios hacia empresas poco cualificadas… etc., traen causa al deterioro de las instalaciones.

En el caso concreto del Hospital de Valme, nuestra diputada ha recordado que la adjudicación del servicio de mantenimiento de los ascensores se produjo en septiembre de 2013, por un importe de 354.000 euros, pero que la licitación inicial propuesta por el SAS salió en más de 600.000 euros, es decir, ¡menos de la mitad de lo que se calculó que costaría! Eso se llama baja temeraria, y está claro que ofrecer unos servicios por un precio tan bajo (aparte el beneficio empresarial) influye en la merma de la calidad del mismo.

Por otra parte, si, como ha afirmado la consejera, se han cumplido escrupulosamente los protocolos y la normativa aplicable, ¿no habrá que revisar éstos sí o sí, porque evidentemente han fallado? Así lo ha recogido Sebastián Martín Recio en twitter:

Inma Nieto también ha recordado a la consejera que no dice la verdad cuando ha afirmado que no se han presentado denuncias sobre el mal funcionamiento del ascensor, porque sí las ha habido, y están registradas, tanto en el hospital como ante la Inspección de Trabajo. ¿No es síntoma de que algo debía pasar cuando se registraron por escrito esas denuncias? ¿Por qué niega la consejera algo que se puede demostrar documentalmente?

En la web del Parlamento puedes ver las intervenciones completas en diferido (una vez subidas las imágenes de las sesiones).

Representantes de Marea Blanca Sevilla asistentes a la comparecencia de la consejera de Salud 

(Por cierto, en esta misma sesión plenaria también se ha aprobado el Proyecto de Ley de los Derechos y la Atención a las Personas con Discapacidad en Andalucía, que ha sido muy contestada por la oposición y por el público asistente).