Activismo y militancia: #Dignidad28F

Si hoy ha habido miles de personas en la manifestación de Sevilla, bajo una lluvia intensa y persistente, no ha sido por generación espontánea. Si esas personas han combatido aguaceros, viento racheado y asfalto bañado de charcos, es porque tienen clara la respuesta a la conocida pregunta de Pepe Mújica: “¿Qué sería de este mundo sin militantes?, ¿Cómo sería la condición humana si no hubiera militantes? No porque los militantes sean perfectos, porque tengan siempre la razón, porque sean superhombres y no se equivoquen… No, no es eso”.

Conozco a algunos de los colectivos que han participado en la manifestación. En la mayoría son activistas que dedican buena parte de su tiempo, su esfuerzo y también sus recursos económicos y hasta su salud, en confrontar con las injusticias y las desigualdades. Muchas de esas personas tienen sus vidas resueltas, pero están ahí.

Nuestra militancia, y ahora me estoy refiriendo a la de Izquierda Unida, comparte esa conciencia activista. Hoy, más de medio centenar de autobuses han llegado a Sevilla desde Almería, Granada, Jaén… de todas las provincias, madrugones colectivos para ser marea de tres kilómetros bajo la lluvia. Militantes de Dos Hermanas, El Viso y Lora del Río han organizado el recorrido desde la salida de la pancarta, junto a trabajadores de las dirección andaluza y compañeros/as de dirección de IU Sevilla. Nuestra gente de Comunicación ha estado coordinada para que no faltase un detalle, un tuit, una imagen oportuna en el momento oportuno. Y todo eso haciendo malabares con paraguas que vuelan, personas que tropiezan, pies metidos en charcos, entrevistas on the road echando una mano a los pobres cámaras de televisión, coches atravesados delante de la pancarta.

Si la manifestación ha sido un éxito, el éxito lo ha sido ya desde su propia presencia. Todo lo demás es plusvalía reivindicativa, en el mejor de los sentidos. Eso es militancia, y no hace falta tener carnets para demostrarlo.

Es que los militantes no vienen a buscar la suya, vienen a dejar el alma por un puñado de sueños. Porque, al fin y al cabo, el progreso de la condición humana requiere, inapelablemente, que exista gente que se sienta en el fondo feliz en gastar su vida al servicio del progreso humano. Porque ser militante no es cargar con una cruz de sacrificio, es vivir la gloria interior de luchar por la libertad en el sentido trascendente.”

Aquí tienes un buen montón de fotos de la manifestación, cortesía de nuestra compañera Mai Mancheño:

28 F

Enlace permanente a este artículo: http://manololay.com/activismo-y-militancia-dignidad28f/

1 comentario

  1. ¡¡Pechá llover Manolo!! Me hubiera gustado saludarte pero con todo lo que cayó, más la tarea y los bártulos que me tocaron (carrito de camisetas de MV), no pudo ser.
    Un abrazo y, como siempre, un placer leerte.

Deja un comentario

Your email address will not be published.