02.08.2021

Ayer Los Palacios y hoy Lebrija. Poco a poco vamos culminando el proceso de debate, presentación de enmiendas y elección de representantes de nuestras asambleas de base para la XXIII Asamblea de IU Andalucía, que celebraremos a mediados de julio.

Al mismo tiempo, la vida sigue su curso y la militancia de IU se activa en cada pulsión social contra las injusticias y las desigualdades. Ayer por la mañana me hubiera gustado estar en Mairena del Aljarafe, donde Mónica y su familia han sido desahuciadas por el banco, tras cuatro intentos. La tristeza, en la distancia, no impide la rabia ni la sensación de que fallamos cuando no se puede evitar que haya gente sin casa y casas sin gente.

El Real Decreto-ley 11/2020, de 31 de marzo, por el que se adoptan medidas urgentes complementarias en el ámbito social y económico para hacer frente al COVID-19, suspende los desahucios hasta el 9 de agosto. Sin embargo, «bancos, fondos de inversión, inmobiliarias, grandes tenedores e incluso empresas públicas de vivienda continuaban denunciando a familias vulnerables e intentando expulsarles de su casa, obviando el redactado del texto del decreto o colándose por sus fisuras», según eldiario.es.

Nunca la solución es echar a la calle, siempre debe haber antes una respuesta a la emergencia habitacional, y las leyes deben exigirlo, a las administraciones públicas, a la judicatura y a los poderes económicos. No hay excusas, solo vergüenza al ver este vídeo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *